El Convento de Santa María de Jesús ubicado en la calle Águilas de Sevilla, pertenece a la orden de las clarisas. Fue fundado en 1502 por Jorge Alberto de Portugal (futuro I conde de Gelves) y por su esposa Felipa Melo.1​2​ Para su establecimiento trajeron a Marina de Villaseca, patrona y fundadora del Convento de Santa Isabel de los Ángeles de Córdoba.2​

Características

El edificio se levantó a finales del siglo XVI, con importantes reformas en 1696 y 1850. Se estructura a partir del claustro principal alrededor del que se abre la iglesia, el refectorio, la enfermería, la sala capitular y los dormitorios. En el muro exterior se abre una portada adintelada y rematada realizada por Alonso de Vandelvira con un relieve de la Virgen con el Niño esculpido por Juan de Oviedo, en 1695.3​

El templo está formado por una sola nave con planta cuadrada. Se encuentra cubierta con una bóveda de cañón con lunetos y cuenta con un artesonado con ocho paños de estilo mudéjar. En el presbiterio, destacan pinturas murales con representaciones de arcángeles y alegorías y una azulejería realizadas probablemente por Alonso García en 1589.3​

El retablo mayor es obra del ensamblador Cristóbal de Guadix de finales del siglo XVII y se encuentra presidido por una imagen de Jesús Nazareno del escultor Pedro Roldán. En el lado de la epístola se abren los retablos de San Antonio de Padua y de la Inmaculada, atribuidos a Luisa Roldán, la Roldana.3​

FUENTE:  Wikipedia